martes, 22 de septiembre de 2009

AÚN FALTA MUCHO


En Cobresol nadie se siente en las nubes, porque saben que estas últimas cuatro fechas serán las más dificiles del campeonato, al haber muchos intereses de por medio. El defensa Javier Cárdenas tiene muy claro el panorama para los últimos compromisos del torneo de la segunda división.


"Estos últimos cuatro partidos serán lo más difícil del campeonato, por que nosotros aún no conseguimos nada. Además los rivales serán más dificiles y eso es lo mas bonito del torneo, por que nada será fácil", sostuvo.


El zaguero espera que el equipo continué con la misma forma de trabajo, sin agrandarse ante los rivales restantes "Nosotros solo debemos trabajar con la misma intensidad y humildad de siempre para conseguir el objetivo que es ascender a la primera división".


Cárdenas confesó que desde hace dos semanas viene jugando sintiendo un dolor en el talón de Aquiles de la pierna derecha, pero sus ganas de jugar pueden más y no arruga.


"Hace dos semanas siento una molestia en el tendón, pero aún así continuo jugando, por que estos partido hay que jugarlos por uno, por la familia y por todo el pueblo moqueguano que nos viene apoyando desde el principio"


El defensa admitió que Idunsa fue un rival muy duro y fue un partido muy difícil de ganar, pero afortunadamente se consiguieron los tres puntos que los mantienen en la punta del campeonato, a dos de su más cercano perseguidor.


Tan cerca y tan lejos del campeonato están los jugadores del Cobresol, quienes pidieron a los aficionados tener tranquilidad, por que no se ha conseguido nada, todavía.