domingo, 22 de agosto de 2010

Agónico triunfo: Cobresol 1 Acosvinchos 0

Con el debut de los refuerzos extranjeros: Arnaldo Villalba y Maximiliano Quiroga, Cobresol logró un triunfo muy importante frente hasta el entonces lider del torneo, Hijos de Acosvinchos. Partido jugado ante una muy buena asistencia en el estadio "25 de noviembre" los moqueguanos lograron situarse en lo mas alto de la tabla de posisciones. El próximo partido del equipo sera en Chancay ante el Sport Coopsol.

Esta la crónica del partido según la pag dechalaca.com


Si bien el cotejo fue anunciado en vivo por CMD, problemas con el satélite impidieron visualizar los primeros instantes del cotejo, razón por la cual se optó por seguir las incidencias del encuentro vía Radio Studio 97, que contó con la narración de Ronnie Flor y la parte comercial a través de Rolando Zamalloa. En los minutos en que se siguió esta transmisión, se pudieron detectar dos errores: llamaron “Viduarte” al portero Vidaurre, y mencionaron a un tal Caballero -no se referían al árbitro- en las filas de Acosvinchos. Posteriormente, tras el impasse solucionado en el canal de cable, José Carlos Armendáriz y Roberto ‘Titín’ Drago conformaron la dupla que llevó el trámite de las acciones. El narrador, al igual que en la semana anterior, siguió llamando “Cuello” a Luis Coello, además de señalar incorrectamente que Nikol Prado, ausente en este partido, es un volante al que lo han reacomodado como lateral izquierdo. Lo imperdonable, eso sí, fue la dicción de ‘Titín’ para con el equipo visitante, refiriéndose a ellos como “Ascovinchos”. ¿Nadie de la producción pudo señalarle el error en la pronunciación?

La pizarra: Cartas laborales

Como se podía presumir, se sucedió un sinnúmero de modificaciones tácticas más que de nombres. En Cobresol, ante la ausencia de Nikol Prado, ‘Petróleo’ García decidió bajar unos metros a Christian Vildoso y colocarlo como marcador izquierdo. Además, recostó por ese mismo sector, pero en la medular, a Héctor Rojas, quien dejó su posición habitual para, así, apreciar el estreno del atacante Arnaldo Villalba (ex Sport Boys y Alianza Atlético), quien compartió roles con Ramón Rodríguez. Lo curioso, eso sí, fue que el elenco dorado, constantemente, pasó del 4-rombo-2 al 3-línea-3, ya que tanto Vildoso como Rojas se desdoblaban por su sector y saltaban al otro extremo del campo. En Acosvinchos, en cambio, se optó por enviar desde el vamos a Paolo Joya en lugar de Jaime Trujillo, lo cual hizo que la oncena vitartina se sitúe en el 25 de Noviembre con un 4-3-2-1, con Claudio Mendoza y Carlos Jairsinho Gonzales como enlaces del único punta: Juan Luna. Sin embargo, el esquema visitante también se trastocó, pasando en determinados pasajes a utilizar un 4-línea-2 (con Joya como extremo derecho y Mendoza como volante central) que permitió a Gonzales tener más libertad en el frente de ataque.

Los cambiazos: Para mantener la tónica

Con el ritmo monótono que cogió el tope en la complementaria, se buscaron abrir los espacios para romper el cero, para lo cual, básicamente, se decidió reemplazar hombre por hombre y mantener el mismo esquema de juego en los dos planteles. En Cobresol, José Crovetto sustituyó a Piero Casella, quien ya no trascendía como en la fracción inicial, pero el ex Bolognesi solo tuvo chispazos. Lo propio ocurrió con el argentino Maximiliano Quiroga, quien debutó con la casaquilla dorada y prácticamente no tuvo participación en el partido sino hasta el instante en que decretó la única conquista del partido. En la vereda de enfrente sucedió lo mismo con Raúl Alonso Maguiña y Richard García, aunque estos si fueron más gravitantes en funciones ofensivas que los apagados Claudio Mendoza y Juan Luna.

El capo: Alan Vidaurre

Más que por felinas intervenciones o por lucimiento personal, el guardameta brilló en el cotejo por convertirse en el principal bastión del bloque posterior vitartino, algo que ratifica en cada jornada y que, acaso, lo convierte en el arquero más regular del torneo de ascenso, aunque, eso sí, esta tarde gozó con cierta fortuna en algunos embates de Cobresol. Pese a perder su imbatibilidad en los descuentos -no tuvo responsabilidad en el gol-, el rótulo de figura ya se lo tenía ganado con antelación. Para destacar también la labor realizada por Paul Rodríguez, el todoterreno dorado, quien siempre mantuvo el equilibrio en la medular y, por si fuera poco, dio el pase gol al argentino Quiroga.

El extraviado: Claudio Mendoza

Cuando se iniciaron las acciones, al ‘10’ de Acosvinchos se lo notó decidido a sacrificarse para realizar labores mixtas, pero con el correr de los minutos se fue nublando y su imagen se empezó a perder en la intrascendencia. En la complementaria, tuvo que dar pase a Raúl Maguiña, quien lo reemplazó con mayor eficiencia y, a su vez, ordenó los destinos rojos en el terreno de juego.

Jailaits

¡Cuidado! Cobresol encaró el compromiso de manera vertical, buscando siempre la participación del paraguayo Villalba, quien de manera continua se apoyó en el juego aéreo para superar a sus marcadores. Sin embargo, en una de las primeras contras de la oncena del ‘Venado’ Aguirre, estos casi decretan la sorpresa en el estadio moqueguano. Sobre los 32’, un centro de Paolo Joya se paseó por el área local y Carlos Jairsinho Gonzales, con golpe de cabeza, por poco emboca su disparo a las redes doradas. El balón rozó el travesaño.

Estamos a mano: En el arranque de la complementaria, los dueños de casa siguieron apelando a los balonazos largos en busca del oportunismo de algunos de sus delanteros. A los 48’, Arnaldo Cabanillas sacó un centro en dirección a Ramón Rodríguez, quien se encontraba en el área chica. La definición del ‘Ratón’, para su mala suerte, se estrelló en el parante superior. Tras ello, Cobresol no bajó los brazos y siguió insistiendo; como en toda la tarde, con jugadas que siempre culminaban en el “casi” dentro del corazón del área.

Fiel a su estilo: Se cumplían los 91’+ y el cotejó parecía estar sentenciado a culminar con el marcador en blanco. Sin embargo, cuando menos se esperaba, llegó el desnivel. Luego de un enésimo centro de Paul Rodríguez, el balón le calzó perfecto al argentino Maximiliano Quiroga, quien peinó el esférico y, con la complicidad del defensor Luis Coello, engañó en la trayectoria al portero Alan Vidaurre y selló el 1-0, resultado que catapulta a los dirigidos por ‘Petróleo’ García en la cima de la clasificación.

No hay comentarios: