jueves, 16 de diciembre de 2010

Nuevo Presidente

Finalmente hoy se conoció que Cobresol, tiene nuevo presidente. De forma inesperada la lista encabezada por el "Chelo" Iraha gano la partida a Luis Murillo y se convirtió en nuevo presidente del equipo moqueguano.

A nombre del blog, nos parece una elección por demás nefasta y es lamentable que los intereses personales hayan primado a los intereses del equipo, porque ahora entra una novel junta directiva que nunca tuvo experiencia ni dirigiendo un equipo de tercera división de la liga de Moquegua. Entra ahora cuando el equipo ya está en el fútbol profesional, este grupo de socios que nunca aportaron, no se vio su participación alguna en la consecución del título, pero sin embargo ahora que ya todo se consiguió; lograron, despojar a gente que realmente si trabajo que se fajo por equipo y que mal que bien, ahora sí tenia la experiencia de tres años al frente del equipo.

"Lo que mal empieza mal acaba" reza un dicho popular, después de esta polémica elección que Dios no encuentre confesados, porque la verdad es que solo duraremos esta temporada en primera, a los hinchas solo nos quedara grabar cada partido para tener de recuerdo que alguna vez hubo fútbol profesional en Moquegua, aunque solo fue por una temporada.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

EN BUENA HORA HAY NUEVA JUNTA DIRECTIVA ES AHORA DONDE SE TIENE Q PEDIR RENDICION DE CUENTAS A ESTOS SEÑORES LUIS CUTRILLO, FRANCO ZEBALLOS, LA YOYO FREDDY FARFAN Q SE HICIERON RICOS DE LA NOCHE ALA MAÑANA PUES MIREN SUS BIENES CARROS DEL AÑO TERRENOS DEPARTAMENTOS Q MAS HABRA SOLO ESTAMOS MIRANDO LA PUNTA ICEBERG

Anónimo dijo...

pero la misma huevada nomas va hacer si este esta entrando misio va a salir rico = k la anterior solo es la misma chola solo con diferente pollera creo k preferia al otro k a este

Anónimo dijo...

solo la gente ignorante sale hablar de q se hisieron ricos de la noche a la mañana,porq no se preguntan cuanto eran la planilla de jugadores y saken la cuenta,ahora quieren entrar unos oportunistas a tener el puesto q otros lo merecen